Salmo 91 - El que Habita Al Abrigo de Dios



Ya no temeré nunca más Del terror nocturnal O saeta mortal sobre mí Y a mi lado caerán
Como mil y otros diez mil morirán Y tu me librarás

Porque he puesto mi fé en ti No sobrevendrá mal A salvo estoy en tu mano

Y me refugiaré en ti Ángeles mandarás Que me guardarán siempre
Y como mil caerán a mi lado y diré En ti confiaré

Y a mi lado caerán como mil y diez mil caerán Y confiaré en ti Señor siempre en ti confiaré

El que habita al Abrigo del Altísimo, morará bajo la sombra del Omnipotente…
Salmo 91

 

Leave a reply