Suscríbete a Renuevo de Plenitud
Compartir en Facebook

Ingrese su información para Accesar GRATUITAMENTE a su correo. Empieza bien tu día.





Síganos en las redes sociales!

La Amargura Y Sus Raíces. I Parte.

Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados. Hebreos.12.15

Amargura; pilkria, palabra griega que significa; punzante, específicamente veneno, atravesar, perforar, amargo.
Es decir que una persona con amargura en su corazón, literalmente destila veneno, perfora el alma de las personas con sus palabras, es punzante como un cuchillo, y sobre todo su sabor es amargo.

Las palabras que brotan de un corazón enfermo, generalmente causan un daño irreparable…..por ejemplo una madre que descarga su dolor y frustración sobre sus hijitos, de seguro que atrofiara la autoestima de estos….es ahí cuando un niño se va volviendo temeroso, inseguro, o lo contrario  se torna violento…..¿quieres saber cuánto daño podemos llegar a causar en la vida de los demás, a través de nuestras palabras hirientes?…….bueno, toma un martillo y un puñado de clavos de cualquier tamaño, y busca un trozo de madera en el cual iras clavando uno a uno, y cuando hayas terminado de introducirlos todos, por favor de la misma forma empieza a sacar uno por uno, te advierto, que habrán algunos de ellos que no podrán ser extraídos, y cuando hayas sacado todos los que te sea posible, observa los orificios que quedaron después de extraerlo, y pregúntate…..habrá alguna forma de poder dejar ese trozo de madera como estaba originalmente?…. Tú y yo sabemos que eso es imposible, que esas marcas quedaran para siempre…querido amigo, querida amiga, así son las marcas que dejamos  en el alma de nuestros seres queridos…. en el alma de nuestro conyugue, nuestros hijos o de nuestros amigos, cada vez que destilamos el veneno que llevamos dentro de nuestro corazón…Perforamos el alma de los que están a nuestro alrededor, podemos pedir perdón, podemos arrepentirnos de nuestras ofensas ….pero debemos de saber que habrán marcas que tal vez  nunca desaparecerán.

Amargura; Tener alguna cosa sabor desagradable, que amarga, que causa aflicción o disgusto, áspero y de genio desabrido, (aguzado-afilado-agresivo)

Como llega la amargura al corazón?
Cuando nacemos literalmente somos como una pequeña plantita, la cual se desarrollará para bien o para mal, según el agua y el abono del cual sea alimentada…. Es decir, que de acuerdo a la sanidad o enfermedad del alma de los progenitores, así será el desarrollo de los niños… Y llegará a ser un árbol, con buen fruto o  con mal fruto. Jesús dijo en Mateo 7.17, Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos.

Una buena pregunta que nosotros podríamos hacernos en este momento es, que aguas me alimentaron? Eran aguas dulces, o amargas?….
Recuerdas cuando el pueblo de Israel llego Mara, y no pudieron beber las aguas de esa región, porque eran amargas? Y esa fue la razón por la que le llamaron Mara a ese lugar, lo que significa amargura…..pero lo que quiero que recuerdes es lo que Dios le dijo a Moisés que hiciera para endulzar las aguas….le dijo que echara un árbol sobre ellas, y las aguas se endulzaron al instante…..sabes que representaba ese árbol?…….A nuestro precioso Señor Jesucristo…El es el Árbol de la vida….por lo que cuando tomas de su carne y de su sangre, el alma se te endulzara, pues el tiene el poder para sanarnos y libertarnos de toda cautividad del pasado……no seamos sabios en nuestra propia opinión, detengámonos a meditar en nuestra conducta, en nuestra forma de actuar y de manejar los problemas…Quizás aun no es demasiado tarde para nuestro matrimonio, o con nuestros hijos, quizás aun tengamos la oportunidad de emendar nuestro carácter y dejar de martillar clavos en el alma de los nuestros… tal vez aun sea tiempo para detenernos y no causar mas dolor…los tuyos no tienen la culpa del daño que tu recibiste en tu pasado, o de los problemas que puedas estar atravesando en este momento…. se necesita ser muy valiente para reconocer  que necesito ayuda…ayuda, departe de mi Padre Celestial, para dejar de causar mas daño… porque no te preguntas, ¿voy a continuar, en los próximos años de mi vida, con esta actitud?…..¿es así como quiero vivir? ……. La amargura es como un cáncer, que va creciendo día a día dentro del corazón del ser humano….y solo hay una manera de ser curado, y es viniendo al taller del Señor Jesucristo, ya que solo en ese lugar, pueden ser extraídas, una a una las raíces de oscuridad.
Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados. Hebreos.12.15

Dejar de alcanzar la gracia de Dios….. Es nada menos que dejar el regalo de la salvación y vida eterna….la raíz de amargura es un estorbo entre Dios y sus hijos, es una brecha que impide ser bendecidos por el….además, este pecado contamina a todos los de que están  alrededor del amargado…..ya que les salpicamos con el veneno vertido a través de las palabras que salen de nuestra boca.
Estas son algunas raíces que se encuentran en el corazón de una persona  con amargura.
La falta de perdón, celos, orgullo, egoísmo, hipocresía, envidia, ira, enojo, blasfemia, palabras deshonestas, pleitos, griterías, maledicencia, murmuración, queja, venganza, depresión, mal agradecimiento,  etc.…. y déjame decirte que entre más tiempo lleven dentro del corazón, sus raíces son mas profundas…..

La amargura puede llegar a convertir a una persona que antes era dulce y amable en muy desagradable…hoy es un buen día para que puedas pedirle al árbol de la vida, que venga para que endulce tus aguas, el Señor Jesucristo, nuestro Salvador y Sanador.

Querido amigo, la decisión es tuya, viviendo lleno de amargura y contaminando a los demás, o aceptando la ayuda de Jesús..!Tú decides ¡

Semillas de Vida
Elsa de Morán

Anduvieron, pues, ellas dos hasta que llegaron a Belén; y aconteció que habiendo entrado en Belén, toda la ciudad se conmovió por causa de ellas, y decían: ¿No es ésta Noemí? Y ella les respondía: No me llaméis Noemí, sino llamadme Mara;  porque en grande amargura me ha puesto el Todopoderoso. Rut 1:19, 20

El significado de Noemí; es mi dulzura, y unos años después, a causa de todo el sufrimiento que atravesó en su vida, decidió llamarse Mara, es decir, amargura… quizás muchos de nosotros sin darnos cuenta nos hemos cambiado el nombre….por ejemplo, antes eras María la amable, y hoy te llamen María la desagradable, o eras teresita la dulce, y ahora te digan, teresita la amarga…Jesús dijo en Jn.15.1, yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador….y en Mt.15.13, dijo que Toda planta que no planto El Padre celestial, seria desarraigada.
Entonces, te pregunto, tienes a la vid verdadera? Eres pámpano de esa vid?, si tu respuesta es positiva…..tu esperanza esta viva, porque el Padre celestial que es el labrador, esta dispuesto a arrancar toda planta que el no planto en tu corazón……..quien sabe, cuantas personas o circunstancias fueron las que plantaron todas esas semillas en tu tierra, semillas que ahora te han causado tanto daño y dolor….y quizás digas, no puedo mas con esta forma de vida…tal vez has llegado a cansarte y quieres cambiar,,,,,, entonces,  humíllate delante de tu Señor Jesucristo y reconoce ante su presencia que necesitas su ayuda incondicional…..y como en Mara, el vendrá como un árbol lleno de vida sobre todo tu ser, y traerá esa dulzura, ese gozo, esa libertad, que solo El puede traer al corazón de todo ser humano.

A continuación tres primeros pasos que debes de dar por ti mismo:
1- aceptar que hay evidencias de raíces de amargura en tu corazón, ya que es de valientes reconocer que estamos en pecado. Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no esta en nosotros.
1ª. Jn.1.10
2- estar conciente que no quieres más dentro de ti esa plantación de oscuridad, dejando que el Precioso Espíritu Santo te revele todo aquello que ha hecho desagradable tu caminar en Cristo Jesús….David decía, Lávame mas y mas de mi maldad, Y límpiame de mi pecado. Sal.51.2
3-  Pedirle perdón a DIOS, por lo que te sea revelado, quizás seas culpable o victima….la victoria esta en dar el primer paso, y no buscar mas culpables…. recuerda, que el verdadero culpable es Satanás….. Y Perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todos los que nos deben. Lc.11.4

En la reflexión de la próxima semana, te daré tres pasos más, que te ayudaran a caminar en el proceso de la libertad y sanidad de tu corazón.

No se cuanto tiempo te llevara ser libre de todo ese bagaje que has llevado durante todos estos años, pero espero que recuerdes que la libertad en Cristo Jesús es un proceso de día a día……has tu parte y deja que Jesús haga la suya……..y veras la gloria de Dios, y no solo tu, sino también los que están a tu alrededor.
Atrévete a ser libre de toda raíz de amargura, confiesa y apártate, no te rindas, lucha por tu libertad en Cristo Jesús…  y la promesa vendrá, alcanzaras misericordia de lo alto, no solo para ti, sino para toda tu familia, y tus generaciones venideras.

El  desafío de dejar atrás toda raíz de amargura es tuya. Tu decides!!!

Semillas de Vida
Elsa de Moràn

Quantcast