Suscríbete a Renuevo de Plenitud
Compartir en Facebook

Ingrese su información para Accesar GRATUITAMENTE a su correo. Empieza bien tu día.





Síganos en las redes sociales!

Astutos Como Serpientes y Sencillos Como Palomas

 

 

 

No hay animal que llame tanto la atención como las serpientes…y no hay animal que pueda pasar desapercibido como la paloma.

El Señor Jesús sorprendió a sus Discípulos con esta determinante solicitud:

“Los envío como ovejas en medio de lobos. Por tanto, sean astutos o sabios como serpientes y sencillos o inocentes como palomas”. Mateo 10:16

¿Por qué el Señor usó esos dos animales para pedir que la actitud de ellos fuera determinada por la manera de operar estos dos animales?

La palabra en griego que el Maestro usó acá fue : “Pronimos” que significa: Prudente, Cuidadoso, Sagaz, Pensante, Discernidor, Inteligente y Sensible.  Al observar a una serpiente cuando busca una presa o cuando se siente atacada ella no se desespera sino que opera con mucha prudencia ya sea para atrapar la presa o para no convertirse en una presa.  La serpiente no se deja llevar por la angustia, sino hace muy bien sus cálculos.

Muchas veces en la vida estamos rodeados de ataques angustias, soledades y dolores o estamos listos para dar el paso de Victoria y es allí donde entendemos que la orden del Señor fue: “No se apresuren, no huyan desesperados, no ataquen sin cálculo y discernimiento, midan cada paso, cada sendero y tomen ventaja de cada oportunidad”.

Amados, esa orden tiene vigencia hoy para nuestras vidas y ministerios, para nuestras familias y nuestros proyectos, en medio de los ataques y las argucias del enemigo.

Para ello es necesario oír más y más al Espíritu Santo. Él nos guiará a toda verdad.

Cuando las serpientes entran a nuevo territorio, ellas no anuncian su presencia, sino que usan su camuflaje para pasar desapercibidas y eso es prudencia. Cuando Dios nos llame a un nuevo territorio, a un nuevo mover y a una nueva dimensión, asegúrate de pasar desapercibido para que sea Jesús quién resplandezca y no tú.

El Señor también nos pide que además de astutos o sabios como las serpientes, seamos sencillos como las palomas. Con la palabra “sencillos”, el Señor usó la palabra griega: “akeraios” lo cuál significa inocentes, simples, inofensivos.

No le parece acaso que pareciera una contradicción? No, recordemos que cada vez que la astucia, la sabiduría, la prudencia y la inteligencia brillan en nuestra vida por la gracia de Dios, una puerta se abre para que entre el orgullo y el mejor antídoto para desactivar el orgullo es precisamente la sencillez, la inocencia y recordamos que en realidad somos simples, pero que Él es quién tiene todas las de ganar.

Si últimamente te sientes rodeado de lobos, recuerda ser sabio y astuto como las serpientes y sencillos e inocentes como las palomas.

Amado, Dios quién nos llamó no nos ha dado la espalda. Nunca nos la dará pero esta listo para aumentarnos la prudencia, la sabiduría y las sencillez para operar como Dios quiere y la gente espera.

Ánimo, caminemos con fuerza y Fe.  Él está con nosotros y si Él está con nosotros quién contra nosotros.

Con amor

Su hermano y amigo:

Serafín Contreras Galeano.

 

 

 

Quantcast