Suscríbete a Renuevo de Plenitud
Compartir en Facebook

Ingrese su información para Accesar GRATUITAMENTE a su correo. Empieza bien tu día.





Síganos en las redes sociales!

Un Hombre Con Corazón De Pastor

Recuerdo cuando era niño. Si dejaba salir mis lágrimas ante una frustración, recibía una reprimenda con las palabras: “ No llores, tú eres un hombre”. Fui creciendo y creyendo que los hombres no debían expresar sentimientos. Creí erradamente , que llorar o expresar sentimiento era de mujeres. Dios y la vida se encargaron de enseñarme todo lo contrario. Un hombre para realmente ser hombre necesita tener sensibilidad y compasión. Un hombre necesita tener corazón de Pastor.

Existe algún perfil bíblico de lo que es realmente un hombre que tiene ese corazón?

La Biblia la Palabra de Dios tiene ese perfil a través de hombres de Dios a quienes el Señor usó grandemente. Job es uno de ellos, estudiemos y meditemos en este maravilloso modelo. Proverbios 31 nos habla de la mujer virtuosa, pero Job 29 nos habla del HOMBRE MODELO.

¿Qué concepto tenía Dios de él?. Lo más importante es el Concepto de Dios. No el concepto de la sociedad o de sus amigos. El concepto de Dios.

Hubo un varón en tierra de Hus, llamado Job; y era este hombre perfecto y recto, y temeroso de Dios, y apartado del mal. Job 1:1.

PERFIL DE UN HOMBRE CON CORAZÓN DE PASTOR.

UN HOMBRE CON CORAZÓN DE PASTOR ES SACERDOTE DE SU FAMILIA.

“ Y acontecía que, habiendo pasado en turno los días del convite, Job enviaba y los santificaba, y se levantaba de mañana y ofrecía holocaustos conforme al número de todos sus hijos. Porque decía Job: Quizá habrán pecado mis hijos, y habrán blasfemado á Dios en sus corazones. De esta manera hacía todos los días”. Job 1:5

Era un hombre con sensibilidad espiritual. Estaba abierto a detectar la necesidad espiritual de sus hijos e interceder por ellos. Era un hombre con diez hijos pero con tiempo para velar espiritualmente por cada uno de ellos. Eso nos indica que era un intercesor comprometido por cada uno de sus hijos. Un hombre con constancia espiritual.

La Biblia dice que de esta manera hacía todos los días.

Lo que más seguridad da a una familia es vivir con un hombre que entiende y ejecuta su papel de sacerdote. No es ser simplemente religioso es ser espiritual, ya que la religión no es lo que da seguridad a la familia, sino la espiritualidad. Interceder por cada miembro de familia nos permite ver en acción el poder de Dios en el hogar. Hay un poder secreto que se libera cuando un hombre cae de rodillas para orar por su esposa y sus hijos.

UN HOMBRE CON CORAZÓN DE PASTOR CONOCE SU HERENCIA DIVINA.

“ ¡Quién me tornase como en los meses pasados, Como en los días que Dios me guardaba, Cuando hacía resplandecer su candela sobre mi cabeza, A la luz de la cual yo caminaba en la oscuridad; Como fue en los días de mi juventud, Cuando el secreto de Dios estaba en mi tienda; Cuando aún el Omnipotente estaba conmigo, Y mis hijos alrededor de mi; JOB 29:2-5.

“Intenta no volverte un hombre de éxito, sino volverte un hombre de valor”. Albert Einstein (1879-1955) Científico alemán nacionalizado estadounidense.

Una herencia divina que se traduce en una línea de tiempo en la cual Dios ha operado. Él podía mirar atrás y ver como Dios había estado tejiendo su tapiz de una manera excepcional.

Cuando tenemos una herencia divina, esa herencia nos sostiene en los momentos críticos y nos revela el propósito de Dios delante de nosotros. Una de las cosas que más fortalece la vida de la esposa y de los hijos es vivir con un hombre que interpreta todo lo que le pasa a la luz de el proceso de Dios a lo largo de su vida.

Lo que determina como miro el futuro se haya enraizado en lo que Dios ha sido para mí en el pasado y en el presente. Vivir sin una herencia divina es cavar la tumba para nuestros sueños y para los milagros. Un hombre que no ha desarrollado su corazón de pastor o que ha perdido ese corazón, vivirá amargado ante las circunstancias de la vida sin poder interpretar su entorno a la luz de la herencia de Dios que ha estado tejiendo en su propia vida.


UN HOMBRE CON CORAZÓN DE PASTOR ESTÁ ABIERTO Y ACCESIBLE A SUS HIJOS.


“ Cuando aún el Omnipotente estaba conmigo, Y mis hijos alrededor de mi” JOB 29:5

Un hombre con corazón de pastor que estaba rodeado por sus hijos. Esto implica que era accesible a ellos. No llegaba cuando ya estaban dormidos. Llegaba para emplear tiempo en su relación. “Alrededor de mí”, implica relación, acercamiento y camaradería. Esto describe un hombre con compañía vertical y horizontal. Así como Dios estaba con él… sus hijos también. Habla de Dios “conmigo” (Vertical) y los hijos “ alrededor” de mi. ( Relación horizontal). Muchas veces encontramos hombres que sólo disfrutan de una relación vertical con Dios, pero ignoran la relación horizontal con sus hijos.

La Biblia habla de Job como un hombre de comunión. Compartía con sus hijos. Elemento vital y necesario en la familia de hoy. Cuando permitimos que Dios desarrolle en nosotros como hombres el corazón de pastor que cuida por sus ovejas, las ovejitas y corderos (hijos) nos rodearan y al tenerlos cerca, los podremos ministrar.


UN HOMBRE CON CORAZÓN DE PASTOR INSPIRABA RESPETO.

“ Cuando salía á la puerta a juicio, Y en la plaza hacía preparar mi asiento,
Los mozos me veían, y se escondían; Y los viejos se levantaban, y estaban en pie; Los príncipes detenían sus palabras, Ponían la mano sobre su boca; la voz de los principales se ocultaba, Y su lengua se pegaba á su paladar” Job 29:7-10.

Que descripción tan imponente y cara del respeto que Job gozaba de la gente que le rodeaba. Era un hombre importante y en su posición era respetado.

Él describe que los jóvenes se sentían impregnados de respeto hacia él. Y Los ancianos transmitían respeto a él. Se entiende por ancianos, no la gente entrada en años, recordemos que en la Biblia anciano se refiere en muchas ocasiones a la gente de trayectoria en el pueblo. Job también habla de los gobernantes de la ciudad ya que menciona que los príncipes o profesionales preferían callar y los políticos tragaban sus palabras.

Ese tipo de hombre se busca con urgencia hoy en nuestras ciudades y en nuestros hogares. Cuanta falta hace este tipo de hombres hoy. El respeto no es algo que se impone, es algo que se gana.


UN HOMBRE CON CORAZÓN DE PASTOR QUE MINISTRA MISERICORDIA.

Cuando los oídos que me oían, me llamaban bienaventurado, Y los ojos que me veían, me daban testimonio: Porque libraba al pobre que gritaba, Y al huérfano que carecía de ayudador. La bendición del que se iba á perder venía sobre mí; Y al corazón de la viuda daba alegría. Job 29:11-13.

“Una verdadera pintura del más pequeño hombre es capaz de interesar al hombre más grande”.Thomas Carlyle (1795-1881) Historiador, pensador y ensayista inglés.

Job era un hombre con palabras que eran bálsamo. Era un hombre con sensibilidad para llorar. Era un hombre listo para tocar cuatro grupos diferentes para los cuales les daba:

• Libertad al pobre que gritaba.
• Ayudador al huérfano desamparado.
• Bendición al que se iba a perder.
• Alegría a la viuda triste.

La misericordia es determinante en nuestra vida de relaciones. Recordemos que hay tres palabras que se parecen en su contenido y descripción en la Biblia, pero que son muy diferentes en el enfoque. Esas tres palabras son: Gracia. Justicia y Misericordia.

Gracia es cuando recibo lo que no merezco. No merecía la salvación pero Dios por su gracia me la dio.
Justicia es cuando recibo lo que merezco. Si cometo homicidio y voy a la cárcel eso es justicia. Es lo que merezco.
Misericordia es cuando no recibo lo que merezco. Merezco que la justicia caiga con su peso sobre mi, pero Dios en su misericordia me rescata. Un hombre con corazón de pastor sabe aplicar correctamente estas tres palabras.

UN HOMBRE CON CORAZÓN DE PASTOR TRANSMITE JUSTICIA.

“ Me vestía de justicia, y ella me vestía como un manto; Y mi toca era juicio.
Yo era ojos al ciego, Y pies al cojo. A los menesterosos era padre; Y de la causa que no entendía, me informaba con diligencia: Y quebraba los colmillos del inicuo, Y de sus dientes hacía soltar la presa.
Job 29: 14-17.

“Mejor que el hombre que sabe lo que es justo es el hombre que ama lo justo”.Confucio (551 AC-478 AC) Filósofo chino.

Qué interesante es ver como Job con un corazón de pastor supo combinar y ejecutar entre la Misericordia y la Justicia . No era un hombre que se dejaba arrastrar por la mayoría. Tenía sus convicciones bien firmes y las defendía. No era una marioneta manejado por sus amigos ni por las circunstancias. No cambiaba la verdad por la popularidad. Su vestido era justicia y su cabeza cubierta de juicio. Era ojos al ciego y pies al cojo.

Era un padre al menesteroso. Bien informado. Dice que se informaba con diligencia pero a su vez ejecutaba la justicia sin regateo.

“Tan sólo por la educación puede el hombre llegar a ser hombre. El hombre no es más que lo que la educación hace de él”. Immanuel Kant (1724-1804) Filosofo alemán.

Le quebraba los colmillos al inicuo y de sus dientes hacía soltar su presa. No era un pusilánime sabía ponerse firme para hacer valer los derechos de los demás. Cuán segura se siente la familia con un hombre que sabe equilibrar Misericordia, Gracia y Justicia.


UN HOMBRE CON CORAZÓN DE PASTOR ES ESTABLE, ENRAIZADO Y FIRME.

“ Y decía yo: En mi nido moriré, Y como arena multiplicaré días. Mi raíz estaba abierta junto á las aguas, Y en mis ramas permanecía el rocío. Job 29:18,19.

Job no era pusilánime, sino firme. Tenía su nido y sabía donde estaba y cuando su tiempo terminaba, no se aferraba a nada pero tampoco estaba como un cabo suelto en los vaivenes de la vida- Conocía la trayectoria de sus esperanzas, porque hablaba de multiplicarse como la arena. Había perdido a sus hijos y aún hablaba de multiplicarse, eso es tener esperanza. Menciona que sus raíces están bien plantadas como en el Salmo 1. Sus ramas llenas de salud. Definitivamente era un hombre que sabia para que Dios lo había llamado.

FINALMENTE PODEMOS DECIR QUE UN HOMBRE CON CORAZÓN DE PASTOR ES REALMENTE SABIO.

“ Mi honra se renovaba en mí, Y mi arco se corroboraba en mi mano. Me oían y me esperaban; Y callaban á mi consejo. Tras mi palabra no replicaban, Y mi razón destilaba sobre ellos.
Y me esperaban como á la lluvia, Y abrían su boca como á la lluvia tardía. Si me reía con ellos, no lo creían: Y no abatían la luz de mi rostro. Calificaba yo el camino de ellos, y me sentaba en la cabecera; Y moraba como rey en el ejército, Como el que consuela a los llorosos. Job 29:20-25.

Un hombre sin virtud no puede morar mucho tiempo en la adversidad, ni tampoco en la felicidad; pero el hombre virtuoso descansa en la virtud, y el hombre sabio la ambiciona. Confucio (551 AC-478 AC) Filósofo chino.

Era un hombre sabio. ¿Quién es el hombre sabio? Un hombre sabio es el que sabe lo que tiene que hacer en el momento correcto, la forma exacta y con el espíritu alineado con la voluntad de Dios. Usted no necesita un título universitario para ser sabio. Job era hombre sabio que recibía honra y era oído y compartía esperanza.

Un hombre sabio no será reprochado. Un hombre sabio esta rodeado de sedientos de respuestas claras. Job era un hombre sabio que impartía alegría, dirigía y consolaba.
Si, hoy aún necesitamos en nuestra sociedad ese tipo de hombres sabios.

La crisis de hoy demanda hombres modelos. El modelo de Job todavía hoy es posible, porque Dios todavía vive. Comencemos por ser temerosos de Dios y apartados del mal..Y recordemos, detrás de nosotros vienen los hijos, la esposa y los cercanos poniendo sus pies en la huella dejada por nosotros en el polvoriento camino de la vida.

Dr. Serafín Contreras Galeano.
www.serafincontreras.com

Quantcast