Suscríbete a Renuevo de Plenitud
Compartir en Facebook

Ingrese su información para Accesar GRATUITAMENTE a su correo. Empieza bien tu día.





Síganos en las redes sociales!

Reflexiones – Las dos semillas

2semillas2.jpg

Dos semillas están juntas en la tierra sembrada.
.
La primera dijo:
.
” Quiero crecer! Quiero que mis raíces lleguen muy abajo en el suelo y que mis retoños rompan la corteza de la tierra que tengo arriba…
.
Quiero desplegar mis tiernos brotes como banderas para anunciar la llegada de la primavera…
.
Quiero sentir el calor del sol en mi cara y la bendición del rocío matinal en mis pétalos!”
.
Y entonces creció.
.
La segunda semilla dijo:
.
“Tengo miedo.
.
Si dejo que mis raíces vayan hacia abajo, no sé qué encontraré en la oscuridad.
.
Si me abro camino a través del suelo duro por sobre mi puedo dañar mis delicados retoños…
.
¿Y si dejo que mis brotes se abran y una serpiente trata
de comerlos?
.
Además, si abriera mis pimpollos, tal vez un niño pequeño me arranque del suelo.
.
No, me conviene esperar hasta que sea seguro”.
.
Y entonces esperó. Un ave que andaba dando vueltas por
el lugar en busca de comida, encontró a la semilla que esperaba y enseguida se la tragó.
.
“El que al viento observa, no sembrará,y el que mira a las nubes, no segará.
.
Por la mañana siembra tu semilla,y a la tarde no dejes de reposar tu mano.”
.
(Eclesiastés. 11: 4-6)
.
Cualquiera que oye estas palabras mías y las pone en práctica, será semejante a un hombre sabio que edificó su casa sobre la roca; y cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos y azotaron aquella casa; pero no se cayó, porque había sido fundada sobre la roca. Mateo 7:24,25.

Quantcast