Suscríbete a Renuevo de Plenitud
Compartir en Facebook

Ingrese su información para Accesar GRATUITAMENTE a su correo. Empieza bien tu día.





Síganos en las redes sociales!

¿Qué significa ser amante?

¿Qué significa ser amante? Es más que sólo estar casado o hacerle el amor a alguien. Millones de personas están casadas, millones de personas tienen sexo, pero pocas son verdaderos amantes. Para ser un verdadero amante, uno tiene que comprometerse y participar en una danza perpetua de intimidad con su pareja.

Uno es amante cuando aprecia el regalo que su pareja es, y todos los días exalta ese regalo.

Uno es amante cuando recuerda que su pareja no le pertenece, que es sólo un préstamo de Dios.

Uno es amante cuando comprende que ningún suceso entre los dos es insignificante, que todo cuanto se dice en la relación tiene el potencial de causar en el ser amado felicidad o aflicción, y que todo lo que hace fortalece o debilita su lazo de unión.

Uno es amante cuando comprende todo esto, y así despierta cada mañana pleno de gratitud de que existe otro día en el cual amar y disfrutar a su pareja.

Cuando uno tiene un amante en su vida, es muy afortunado. Ha recibido el regalo de tener a otra persona que ha elegido caminar a su lado. Él o ella compartirá sus días y sus noches, su cama y sus preocupaciones. Su amante verá partes secretas de usted que nadie más puede ver. Él o ella tocará lugares de su cuerpo que nadie más toca. Su amante le encontrará en donde usted ha estado oculto, y le creará un refugio dentro de unos brazos amorosos y confiables.

Su amante le ofrece un mar de prodigios todos los días. Él tiene el poder de deleitarla con su sonrisa, su voz, la fragancia de su cuello, la manera como se mueve. Ella tiene el poder de disipar su soledad. Él tiene el poder de transformar lo ordinario en sublime. Ella es su entrada en el cielo aquí en la tierra.

Barbara De Angelis
Sopa de Pollo para el Alma de la Pareja

Colosenses 3:18
Mujeres, estén sujetas a sus maridos, como conviene en el Señor.
Maridos, amad a vuestras mujeres y no seáis ásperos con ellas.

Quantcast