Suscríbete a Renuevo de Plenitud
Compartir en Facebook

Ingrese su información para Accesar GRATUITAMENTE a su correo. Empieza bien tu día.





Síganos en las redes sociales!

Los 7 Hábitos de las Familias Altamente Efectivas

¿Qué tan efectivo es usted dentro de la organización más importante del mundo, su familia?

En el libro Los siete hábitos de las familias altamente efectivas, de Stephen R. Covey, el autor recomienda desarrollar los siguientes hábitos para mantener las prioridades claras.
Hábito #1: “Sea proactivo” Si usted se irrita fácilmente y tiende a criticar, probablemente su “botón de pausa” no está funcionando bien.”

Covey dice que el “botón de pausa” evita que culpemos a los demás o que nos hagamos las víctimas. La idea es tranquilizarse y reaccionar con base en nuestros principios y valores, y no con la emoción o condición. Por ejemplo, en lugar de darle un manazo al hijo menor por haberle dado un manazo a su hermana, tranquilícese y verá como se encuentra en la capacidad de encontrar otra consecuencia por el acto de su hijo.
Hábito #2: “Comenzar con el fin”

Generalmente consideramos que las familias no deberían de tener una orientación definida, como la tienen las grandes compañías; sin embargo, se pueden beneficiar al crear una misión.  Covey dice que al hacerlo la visión familiar se puede convertir en una realidad. La misión de la familia puede ser una palabra, una frase, un símbolo o algo escrito en poesía o prosa. La idea es involucrar a toda la familia en este proyecto.

Hábito #3: “Pongamos lo primero de primero”

En un mundo donde la mayoría de los niños pasan más de 5 horas al día viendo TV y 5 minutos con sus padres, es obvio que nuestras prioridades están erradas. Covey dice que la gente debería guiarse por los propósitos, y no por las agendas o las fuerzas que los agobian.  El autor sugiere organizar momentos familiares que impliquen actividades de “uno a uno”.

Hábito #4: “Piense en ganar-ganar”

Con el sistema de ganar-ganar la mentalidad implica pensar en “nosotros” en lugar de “yo”. El objetivo es cooperar y buscar soluciones para ambas partes para que ambos se sientan ganadores.

Si se llega con la idea de que solo una parte puede ganar (ganar-perder), entonces no habrá un esfuerzo para cooperar en la solución del problema. Lo mismo ocurre si se piensa que ya se va a perder (perder-ganar), se cae en la posición de mártir y surge el resentimiento. El principio de ganar-ganar promueve lo siguiente: “Lo que es importante para otra persona, debe ser tan importante para la otra persona, como lo es para usted”

Hábito #5: “Busque primero comprender, luego ser comprendido”

Este hábito requiere mucho auto control, particularmente para personas muy ocupadas, porque es difícil disminuir el ritmo para considerar la perspectiva de las demás personas. Si más personas pudieran controlarse así, nuestro mundo sería ciertamente más civilizado.

Hábito #6: “Utilice la sinergia”

Como dice Covey, “utilizar la sinergia no es solo trabajo en equipo o cooperación. La sinergia implica trabajo creativo en equipo y en cooperación. Es crear algo nuevo que antes no estaba ahí.

La sinergia proviene de una mentalidad que promueve un pensamiento de ganar-ganar, y que busca primero comprender y luego ser comprendido.  En la sinergia, las diferencias se celebran. Es tener la capacidad de decir sinceramente, “El hecho de que en nuestra relación veamos la situación de manera diferente es una fortaleza, no una debilidad.”

Hábito #7: “Renovación Familiar”

Como un jardín, la familia requiere de cuidado. Covey dice que las cenas familiares son una tradición importante, así como lo son las vacaciones y feriados en familia.
Compartir tiempo juntos renueva y mantiene el espíritu familiar.

Fuente: Kenneth Madriz, Juventud Online

Quantcast