Suscríbete a Renuevo de Plenitud
Compartir en Facebook

Ingrese su información para Accesar GRATUITAMENTE a su correo. Empieza bien tu día.





Síganos en las redes sociales!

Hoy… Quiero andar con diligencia

“Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios, sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos” Efesios 5:15,16

 

Una buena orientación para la vida hoy, es la Palabra de Dios dada através del apóstol Pablo. Mirad, pues, con diligencia como andéis.

Es un imperativo…no es optativo, es necesario mirar, atender, concentrarme en lo que tengo delante de mí, pero aún es más necesario ser diligente. La diligencia es lo contrario a la negligencia. El mundo se está llenando de negligentes,a quienes no les importa como marcha todo… ellos no quieren hacer nada por cambiarlo.

Hoy, la oportunidad es grande para ser diligente..Diligente en que? Diligente en como ando. Si el andar es muy diferente del hablar. Hoy no se necesita gente que solo habla… sino gente que sabe andar y anda con diligencia. Quiero ser ese ejemplo, porque yo lo necesito y otros lo necesitan , pero sobre todo Dios lo espera de mi.

Mirad pues con diligencia como andéis, no como necios, sino como sabios. El necio no aprende..El necio no busca orientación.

El necio menosprecia el consejo..Pero el sabio busca orientación. Aprende de las circunstancias difíciles de su vida y sobre todo busca consejo porque él sabe que en la multitud de consejeros hay sabiduría. Este día es una gran oportunidad para andar como sabio y apartarme del sendero de los necios.

Mirad pues con diligencia como andéis, no como necios, sino como sabios. Aprovechando bien el tiempo porque los días son malos. Oh, este es el otro elemento que hoy necesito aprovechar bien. El tiempo.

Los sabios aprovechan bien el tiempo porque los días son malos. Este día tiene 24 horas que son joyas preciosas y por lo tanto no las puedo desperdiciar. Pimero por que hay verdadera sabiduría en administrar bien el tiempo y segundo porque los días son malos. Un día tendré que entregar cuentas de como he adminsitrado el tiempo y ninguna excusa yo tendré.

Verdad, que este día es la gran oportunidad dorada que Dios nos ha dado para ser diligentes, ser sabios y ser buenos administradores del tiempo? Entonces, vamos a comenzar dando al Señor lo mejor de nuestro tiempo. Hoy, decido hacerlo, porque a la postre traerá grande satisfacción.

Señor, Hoy decido dar los pasos firmes por el sendero y de la obediencia aceptando la orden de mirar lo que tengo por delante. Hoy me propongo a ser diligente…Hoy, quiero ser sabio y ser un buen administrador del tiempo. Una hora es una joya preciosa que no pueda desperdiciar.

Señor, Hoy sé que el mejor tiempo invertido es el dedicamos contemplando tu presencia y llenando nuestro corazón de tu palabra. Cuando andamos con diligencia, caminamos con sabiduría y somos buenos administradores entonces los resultados son los que vienen de tu mano que son productivos y fructíferos. Amé n.

Serafín Contreras Galeano

www.serafincontrera.com

Quantcast