Suscríbete a Renuevo de Plenitud
Compartir en Facebook

Ingrese su información para Accesar GRATUITAMENTE a su correo. Empieza bien tu día.





Síganos en las redes sociales!

Hoy… Dios Ve la Luz en Mí

 “Y vio Dios la luz que era buena”  Génesis 1:4.

Hoy en la mañana vi la bondad de Dios en los primeros rayos de sol y recordé este versículo de Génesis donde expresa que Dios  vio la luz que era buena.  Con complacencia, placer y satisfacción vio la luz y vio que era buena.  Si Dios hizo la luz , él ve la luz con peculiar interés porque él mismo es LUZ.  Y si él mismo es luz y él mora dentro de mi…entonces dentro de mi hay luz hoy y Dios ve esa luz y la ve buena.

Dios nunca pierde de vista el hermoso tesoro que ha puesto dentro de nosotros, ese tesoro es su luz. Dios nunca la pierde de vista.  Algunas veces yo mismo no veo luz dentro de mi, es como si algo me impulsara a solo ver las tinieblas, las sombras y las oscuridades, pero Dios siempre ve la luz y la ve mucho mejor de lo que yo la veo.

Dios ve lo que yo no veo o lo que no quiero ver que ya está dentro de mi.  Es muy confortable para mi pensar que Dios me ha hecho un miembro de su familia y la Biblia dice que el Señor conoce a los que son suyos y los que son suyos tienen la luz de Dios dentro de sus vidas.

Hoy he reflexionado seriamente sobre estas verdades.  A veces yo no veo luz en mi, pero Dios si ve la luz en mi y él ve que es buena.  Dios es la luz de mi vida y si lo tengo a él tengo la luz y las tinieblas ya no podrán inundar mi vida.  El ojo tierno del Señor todavía mira dentro de mi ve la luz de su gracia derramada en mi corazón.

El Señor nunca perderá de vista el tesoro que él en su amor ya ha colocado dentro de mi. Sé que algunas veces no puedo ver la luz en mi, pero el Señor siempre la ve.  Hoy quiero pedirle a Dios que me abra los ojos espirituales para poder ver su luz en mi.

“Señor, Gracias por darme luz cuando en mi no la había, quiero vivir en esa luz.  Tú eres la luz de mi vida.  Cuando en tinieblas andaba llegaste como la luz de mi vida.  Esa luz está en mi, está dentro de mi.  A veces yo no la veo porque estoy siempre listo para ver las sombras…  pero tu vez esa luz.  Hoy quiero vivir en esa luz y compartir esa luz con quienes no la tienen.  Amén.

Dr. Serafín Contreras Galeano.

 

 

Quantcast