Suscríbete a Renuevo de Plenitud
Compartir en Facebook

Ingrese su información para Accesar GRATUITAMENTE a su correo. Empieza bien tu día.





Síganos en las redes sociales!

El Vuelo De Los Gansos.

Completad mi gozo, sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa. Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a el mismo; no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros. Filipenses.2:2-4.

Encontré un artículo titulado El vuelo de los gansos, que dice;

El próximo otoño cuando veas los gansos dirigiéndose hacia el norte para pasar el invierno, fíjate en que vuelan formando una V….Tal vez te interese saber lo que la ciencia ha descubierto acerca del por qué vuelan de esa manera. Se ha comprobado que cuando cada pájaro bate sus alas, produce un movimiento en el aire que ayuda al pájaro que va detrás de él.  Volando en V toda la bandada aumenta por lo menos un 70 % su poder de vuelo que si cada pájaro volara solo. Cada vez que un ganso se sale de la formación siente inmediatamente la resistencia del aire, se da cuenta de la dificultad de hacerlo solo y rápidamente regresa a la formación para beneficiarse de la ayuda del compañero que va adelante….

Cuando el líder de los gansos se cansa, se pasa a otro de los puestos de atrás y otro ganso toma su lugar. Los gansos que van detrás graznan para alentar a los que van adelante, y esto les ayuda a mantener la velocidad. Finalmente, cuando un ganso se enferma, o es herido por un disparo, otros dos gansos se salen de la formación y lo siguen para ayudarlo o protegerlo. Se quedan acompañándolo hasta que está nuevamente en condiciones de volar o muere, y sólo entonces los dos acompañantes vuelven a su bandada o se unen a otro grupo.

Pablo dice en Filipenses.2.2 sientan lo mismo el uno por el otro, el mismo amor, unánimes, sintiendo la misma cosa, el deseo más profundo en el corazón de Jesús, es que seamos uno como el es uno con el Padre, ¿imposible? no, pero difícil, no se cuantos mensajes he escuchado sobre la importancia de la unidad de la Iglesia, la unidad de los hermanos en Cristo, la unidad de la familia, etc. Pero he llegado a comprender que el punto mas importante no es como están los demás, sino como estoy yo…que papel estoy desempeñando en este vuelo de la vida? ¿Qué clase de participación estoy teniendo en mi diario vivir, estoy siendo influencia para facilitar, o complicar las cosas donde yo me desenvuelvo? Por ejemplo; en mi hogar, en el trabajo, el la Iglesia, en la calle, como es mi comportamiento? De apoyo y colaboración? O soy parte del problema que se debe de resolver, veamos algunos ejemplos sencillos.

En medio del tráfico, complico más las cosas, o soy de los que cede el paso?

En el supermercado, dejo la carretilla en un lugar donde no estorbe, o no me importa?

Tengo el cuidado donde deposito el chicle, o lo tiro a la calle?

Limpio la acera donde vivo, o creo que otro tiene que hacerlo?

Pongo la basura en su lugar, o ensucio mi ciudad?

La respuesta correcta la tienes tu o parte de la solución, o del problema sumo o resto?

Romanos.15.5 dice; Pero el Dios de la paciencia y de la consolación os de entre vosotros un mismo sentir según Cristo Jesús

Diez versículos del nuevo testamento, nos mandan a estar unánimes, en un mismo sentir como hermanos en Cristo Jesús, la palabra sentir en griego tiene el significado de; tener un sentimiento u opinión, estar dispuesto, interesarse uno mismo en, sentir la misma cosa. Cuál fue el sentir de Jesús? El tuvo compasión al ver a las ovejas sin pastor, lloró por la muerte de Lázaro, perdonó a la mujer adultera, perdonó a todos los que le crucificaron, afirmó a Pedro, amó al joven rico, llamó amigo al discípulo traidor, alimentó a las multitudes, sanó a los enfermos, libertó a los endemoniados, resucitó muertos, se sentó y perdonó a los pecadores, aprendió obediencia, venció la tentación, no se permitió llamar Maestro bueno, enseñó, discípulo, dio la vida por ti y por mi, tal vez no estemos siendo parte de la solución, sino más bien del problema, pero que maravilla saber que el Dios de la paciencia y de la consolación puede darnos ese mismo sentir que hubo en Cristo Jesús, el sentir de ayudar, de apoyar, de orar unos por otros, de cubrir nuestra desnudes, sembrando misericordia para el día que yo misma la necesite, roguemos al Señor de la paciencia y de la consolación para que implante ese sentir celestial….

Filipenses. 2:5, 6 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse.

He llegado a comprender que no es sino hasta que admita que soy yo quien necesita cambiar, es que empezare a ser parte de una solución, ya que pasaré de un sentir egocéntrico, a un sentir Cristo céntrico, solo digámosle, Señor, que como los gansos toman turnos para ir adelante, y así ayudar en el vuelo a los demás, que yo también, pueda comprender que tu un día te pusiste en la cruz por mi, yo también tengo que ponerme ahí por los que vienen atrás de mi.

Querido amigo, querida amiga, como siempre dos opciones, no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros. Tú decides.

Semillas de Vida
Elsa de Morán

Quantcast