Suscríbete a Renuevo de Plenitud
Compartir en Facebook

Ingrese su información para Accesar GRATUITAMENTE a su correo. Empieza bien tu día.





Síganos en las redes sociales!

¿Por qué me Complicó la Vida?

 Crecimiento Personal  ->   “Convierte en peldaños las piedras con que tropiezas.”Anónimo

Muchos piensan que la vida es complicada, y su fundamento para decir eso son los conflictos que atraviesan, las dificultades amorosas o económicas, los enredos que viven día a día producto o consecuencia de sus decisiones. La vida en si no es complicada, nosotros la complicamos, la vida no da problemas, el del problema soy yo.

La vida es sencilla, la vida es para disfrutar, de hecho siempre digo que Jesús vino a traernos vida, vida en abundancia, él vino a traernos libertad, él vino a simplificarnos la vida. Antes de Cristo lo que gobernaba era la ley, y junto a los primeros 10 mandamientos, las personas debían seguir otros mandamientos, tradiciones y ritos, lo que hacía imposible que una persona pudiera disfrutar la vida.

Las personas pensaban que mientras más difíciles era mejor todo, pero nadie pudo cumplir la ley excepto Jesús que pudo hacerlo tan sencillo manteniendo  un principio de liderazgo denominado  “KISS – Keep It Simple…” (Manténgalo Simple).

Jesús nos dio el ejemplo de que si es posible disfrutar la vida siguiendo un mandamiento claro y sencillo: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente.” Luego dijo: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”, y en estos dos mandamientos, se basa toda la ley.

¿Será difícil amar a Dios?
¿A mi prójimo?
¿A mí mismo?

El amor es la llave que abre la puerta para que puedas disfrutar la vida.  Cuando yo amo no me complico la vida, ni le complico la vida a los demás. Cuando yo amo busco el bien, y no tengo sentimientos inadecuados acerca de mí y de otros, cuando yo amo puedo  correr libre de cargas sin temor ni preocupación.

El amor echa fuera el temor. El amor apaga los fuegos del conflicto. El amor simplifica las áreas de nuestras vidas.

Quiero dejar contigo tres cosas que puedes hacer para simplificar tu vida de manera práctica:

1.     No te afanes, ni te estreses en la vida. Confía en Dios para cada una de tus necesidades, aun en las más pequeñas. ¿Qué es lo que causa que te compliques la vida? ¿Qué emociones se disparan cuando sientes que la vida se te complica?

2.     Se tu mismo. No andes por la vida tratando de ser otra persona. Cumple tu propósito, como dice John L. Mason “Usted nació original, no muera como una copia”. ¿Qué te impide ser tu mismo? ¿A qué le temes?

3.     Deja el pasado atrás. No puedes alcanzar tu futuro si continuas caminando y recordando las heridas y decepciones del pasado. ¿Qué necesitas hacer para soltar tu pasado? ¿Qué pasos vas a dar para alcanzar la belleza y la simplicidad de la vida? ¿Cuándo te pondrás en acción? Establece una fecha.

Hoy es el mejor día para comenzar a vivir de manera sencilla, sin complicaciones. Es el mejor día para amar y caminar hacia tu destino. Es el mejor día para vivir la vida al máximo!

En amor y liderazgo,

Pedro Sifontes
Coach Personal
[email protected]
www.liderazgocreativo.com

art-vivir14

 

Crecimiento Personal – Renuevo.net

Quantcast